Home

Diario YA


 

en su mensaje de Año Nuevo

El obispo de Santander pide una respuesta "urgente" al problema "moral" de la pobreza

Redacción Madrid. 31 de diciembre. 

    El obispo de Santander, Vicente Jiménez Zamora, pidió hoy una respuesta "urgente" ante el "escándalo de la pobreza en el mundo", que consideró un "grave problema material", pero "sobre todo, moral y espiritual".

   En su felicitación de Año Nuevo a los cántabros, destacó la necesidad de "combatir la pobreza y construir la paz" y consideró que la globalización, moralmente gestionada, puede poner los recursos disponibles que el mundo genera al servicio del hombre".

   Para Jiménez Zamora, "pobreza y malnutrición no son una mera fatalidad" provocada por situaciones "ambientales adversas", o por "desastrosas calamidades naturales". El prelado abogó por reflexionar sobre "las raíces profundas de la pobreza material" y también sobre "la miseria espiritual, que empuja al hombre a permanecer indiferente ante los sufrimientos del prójimo".

   El obispo de Santander sostuvo que las consideraciones "de carácter, exclusivamente técnico o económico, no deben de prevalecer sobre los deberes de justicia para cuantos sufren el hambre". Por el contrario, la "dignidad inviolable" de todo ser humano "debiera regir" el funcionamiento de las instituciones económicas y financieras internacionales.

  En su mensaje de felicitación para los cántabros ante el nuevo año 2009, exhortó a elevar "estos  buenos deseos de paz a las manos de la Virgen María que, por ser la Madre del Hijo de Dios que se hizo carne para la salvación de toda la humanidad, es Madre de todos y Madre de la Paz". Finalmente, deseó un feliz 2009, "lleno de la paz y de la bendición del Señor".

Etiquetas:iglesiapobreza