Home

Diario YA


 

reino unido anuncia que investigará a sus tropas en irak

El "estilo Obama" contagia a Brown

Redacción Madrid. 26 de marzo.

El Reino Unido llevará a cabo una investigación sobre la participación de sus tropas en la invasión a Irak en 2003, según informó el ministro de Exteriores británico, David Miliband.

La investigación se iniciará "tan pronto como resulte práctico", después de que los 4.100 soldados británicos que permanecen en suelo iraquí inicien su retirada el próximo mes de julio, señaló Miliband ante el Parlamento

"El momento de centrarse en una investigación oficial será cuando los soldados estén seguros en nuestro país, no cuando todavía están expuestos al peligro en Irak", dijo el canciller.

Según Miliband, el Gobierno quiere garantizar que habrá una "conclusión tranquila y eficaz de la participación militar británica en Irak".

Está previsto que a finales de julio el número de soldados británicos en Irak se reduzca de 4.100 a 400. El gobierno británico ya había señalado en el pasado que el momento adecuado para llevar a cabo una investigación sobre Irak llegaría una vez las tropas británicas dejen de participar en operaciones de combate.

David Milibad afirmó que el Ejecutivo se compromete a llevar a cabo una investigación "exhaustiva". Mientras, el responsable de política exterior del Partido Conservador, William Hague, dijo que las pesquisas deberían empezar de inmediato y que es un "error grave" que no se hayan iniciado todavía.

Hague acusó al Ejecutivo de retrasar deliberadamente la investigación para evitar que sus conclusiones se den a conocer antes de las elecciones generales que deben celebrarse en 2010.

El parlamentario aseguró que "una de las primeras actuaciones" de un futuro gobierno conservador tras los comicios será esta investigación. Según Hague, la investigación debe centrarse en cómo los ministros se "quitaron la responsabilidad" en los meses previos a la invasión.

Otras áreas que se deben investigar, según el conservador, son el uso de la información proporcionada por los servicios de inteligencia, cómo se trató con EEUU y otros aliados y los errores de planificación para los meses posteriores a la invasión.

Por su parte, los liberal-demócratas dijeron que la investigación debe ser pública y exhaustiva para asegurar que no se trata de un encubrimiento.

En el Reino Unido ya se han llevado a cabo dos investigaciones sobre aspectos relacionados con la participación de las tropas británicas en la invasión de Irak. La investigación Butler analizó los fallos en los servicios de inteligencia antes de la guerra, mientras que la investigación Hutton estudió las circunstancias en las que murió el asesor del gobierno David Kelly.

La decisión de invadir Irak y los consejos legales en los que ésta se apoyó continúan causando polémica en el Reino Unido.

 

Etiquetas:BrownIrak