Home

Diario YA


 

"París, parís"

El director de "Los chicos del coro" factura otra obra maestra

Borja Rojas. 17 de abril. Año 1936 en el barrio de Faubourg se gesta la lucha obrera. Además renace el amor por el teatro, uno de ellos es el ‘Chansonia’. Un local venido a menos en el que una panda de soñadores da los últimos coletazos a su vida artística. Este el punto de partida de la segunda película de Christophe Barratier, cuya opera prima fue la afamada ‘Los chicos del coro’.

En ‘París París’ Barratier devuelve al cine su concepción de arte en todos los niveles. Actores, decorados, foto y coreografía… e incluso la propia historia nos recuerdan por qué se le denomina como el séptimo arte. Mientras que otros filmes sólo persiguen el éxito en la taquilla. 

Respecto al guión, sin duda este es el fuerte de Barratier, quien maneja a la perfección el género de la tragicomedia, hace que el espectador se identifique con una docena de personajes que sin duda nos evocan a La colmena y a Dostoievski. A su vez estos son perfectamente representados a la perfección por actores como Gérard Jugnot, Pierre Richard y el descubrimiento de la belleza francesa Nora Arnezeder. A lo largo del filme se tratan temas como el amor, la amistad, el rencor o la ira.

Este título se une a otros como ‘Amelie’, ‘Largo Domingo de noviazgo’ o la propia ‘Los chicos del coro’ para resaltar más aún la cinematografía de Francia con respecto a otros países cercanos geográfica y talentosamente hablando. Solo basta decir que en el país vecino existe un cine de acción bastante digno, representado por la saga ‘Taxi’, del que en España carecemos por completo.

En definitiva un película muy aconsejable para ver en una taquilla despoblada de películas que nos recuerden por qué amamos el cine. Si el espectador es capaz de meterse en la historia es capaz de poner la carne de gallina. 

 

Etiquetas:borja rojascine