Home

Diario YA


 

esta tarde se emitirá el veredicto del jurado

El "carcelero de Amstetten" siente de "todo corazón" lo ocurrido a su familia

Redacción Madrid. 19 de marzo. Josef Fritzl, el 'carcelero de Amstetten', ha asegurado en el último día del juicio que siente de "todo corazón" lo ocurrido a su familia. "Ya no puedo hacer nada. Sólo puede aminorar los daños", ha dicho con la cara descubierta en su última intervención antes de que los ocho miembros del jurado se retiraran a deliberar.
 
Según se desprende de la información aparecida en elmundo.es, la fiscalía austriaca ha solicitado "la pena máxima", es decir cadena perpetua, para el electricista jubilado que secuestró y abusó sexualmente de su hija durante 24 años. Y ha pedido al jurado que "no se deje engañar" por la confesión.
 
Su hija Elisabeth, según ha contado la abogada de las víctimas, quiere que a su padre "se le haga responsable de sus actos hasta su muerte".
 
El veredicto será emitido hoy jueves por un jurado en el cuarto día de este espectacular juicio y apenas 11 meses después de que se desvelara el caso que ha sacudido la conciencia austriaca.
 
Posteriormente, los tres jueces que dirigen el caso formularán a los ocho miembros del jurado un cuestionario sobre cada uno de los seis delitos que se imputan, entre ellos asesinato por omisión de socorro a uno bebé recién nacido fruto del incesto, esclavitud y violación.
 
Luego, el jurado se retirará a deliberar y por la tarde emitirá el veredicto y dictará, junto a los jueces, la pena correspondiente, que puede oscilar entre un año de cárcel y cadena perpetua.
 
El miércoles, el 'monstruo de Amstetten' se declaró culpable de todos los cargos en su contra, incluido el de homicidio de uno de los niños nacidos como fruto de las relaciones incestuosas que mantuvo con su hija Elisabeth.
 
La declaración de culpa del electricista ante la Audiencia Provincial de Sankt Pölten, al oeste de Viena, se produjo dos días después de que el acusado negara parte de los seis puntos de la acusación.
 
El martes, durante la segunda jornada del juicio, se terminó de visionar el vídeo en el que Elisabeth relata su "martirio inimaginable", en palabras de la fiscal que ejerce la acusación pública.
 
En apenas 11 horas de grabación, la mujer concentra sus 8.461 días de cautiverio, las violaciones, los siete hijos que dio a luz en el sótano y su vida en un habitáculo de 60 metros cuadrados, sin ventilación ni luz natural.
 
Dos vidas paralelas
 
El caso se destapó cuando una de los tres chicos que nunca había visto la luz del sol, Kerstin, de 19 años, enfermó de gravedad y fue trasladada al hospital por Fritzl.
 
En las declaraciones hechas a través de su abogado el año pasado, Fritzl dijo que había vivido una "segunda vida" en el complejo subterráneo sin ventanas de 60 metros cuadrados, viendo vídeos de aventuras con los chicos y llevándole flores a Elisabeth, que hacía la cena.
 
Elisabeth contó a la policía que había permanecido atada en los primeros meses de su retención. Fritzl la amenazó con matarles con gas si intentaban escapar.
 
Tres de los chicos nacidos en el sótano fueron criados por Fritzl y su mujer, Rosemarie, después de que él fingiera que Elisabeth los habia abandonado. La policía contó que Rosemarie no sabía de las acciones de su marido.
 

El caso surgió menos de dos años después de que la adolescente austriaca Natascha Kampusch escapara de un subterráneo en el que había permanecido retenida durante ocho años. 

Etiquetas:monstruo de amstetten