Home

Diario YA


 

El ex-congresista Sigifredo López declara que eran ex-diputados del Valle de Cauca

El último liberado en Colombia culpa a las FARC de 11 asesinatos

Redacción Madrid. 6 de febrero. El ex congresista colombiano Sigifredo López reveló ayer que se salvó de morir con los once rehenes ex diputados del Valle de Cauca, asesinados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) por un castigo que le impuso la guerrilla al enfrentarse con un comandante de ésta.

   En una rueda de prensa concedida momentos después de su liberación, Sigifredo confirmó la muerte de los diputados, que se produjo durante un enfrentamiento entre miembros de las FARC. Días antes se encaró con un comandante guerrillero que los mantenía secuestrados y al parecer, por un gesto grosero, fue castigado y separado del grupo.

   Aunque las FARC aseguraron que se produjeron combates en la zona, las causas por las que murieron los once rehenes en 2007 nunca fueron aclaradas por los rebeldes. En ese sentido, el ex congresista manifestó que pudo escuchar los disparos, pero en esos momentos no se enteró de lo sucedido. "Yo sabía que no se habían producido combates en la zona en donde murieron", detalló al respecto.

   Al escuchar los tiros, Sigifredo pensó que se trataba de un rescate, por lo que se tiró al suelo y empezó a escuchar gritos de los guerrilleros, según explicó. Cuando todo acabó, preguntó por sus compañeros y le dijeron que ya habían sido liberados. Solo unos días después se enteró a través de la radio de lo que verdaderamente había sucedido.

   López es el último de los rehenes liberados por el grupo armado, que el pasado mes de diciembre prometió entregar a cuatro uniformados, al ex gobernador de Meta Alan Jara y al ex diputado, en un gesto unilateral con el que pretenden alcanzar un acuerdo humanitario con el Gobierno de Álvaro Uribe.

   Asimismo, el ex rehén recibió un multitudinario homenaje en Cali, donde ofreció su primera rueda de prensa tras la liberación, y aprovechó para advertir de que "no podemos continuar enviando un mensaje de odio". "Ellos jamás merecieron ser asesinados como fueron asesinados por las FARC el 18 de junio", dijo López en un discurso pronunciado en la plaza principal de la ciudad colombiana, según informaciones del diario 'El Tiempo' recogidas por Europa Press.

   ACUERDO HUMANITARIO

   En su alocución abogó por la libertad unilateral de todos los civiles secuestrados y por un acuerdo humanitario que permita el regreso a sus hogares de los militares y policías que todavía permanecen en poder de la guerrilla.

   "Solo hay una posibilidad de traer con vida a los 22 militares que están amarrados desde hace 10 años a los árboles", recalcó López en referencia al canje humanitario y ratificó que la orden que tienen los guerrilleros es matar a los secuestrados cuando escuchan las aspas de los helicópteros.

   "Los soldados de Colombia no necesitan que les digamos que son héroes, sino hechos concretos. Ellos merecen vivir en libertad. Tenemos que rescatarlos con vida y solo tenemos la posibilidad del intercambio humanitario", agregó López.

   "Quiero invitar a los colombianos a que a punta de marchas derrotemos el secuestro como arma política", recalcó, al señalar que estas formas de expresión son una muestra de la madurez de la sociedad civil.

   El ex secuestrado aprovechó su intervención para agradecer en varias ocasiones a la senadora Piedad Córdoba por las gestiones en el proceso de liberación de los secuestrados. "Si ella no hubiera perseverado, yo no estaría aquí. Quiero pedirle que continúe perseverando a pesar de la incomprensión. Esa gente ve en usted una luz de esperanza", dijo.

 

Etiquetas:ColombiaFARC