Home

Diario YA


 

Después de siete años encerrados, Bush no ha reunido aún pruebas que los incriminen como terroristas

EEUU retrasa la puesta en libertad de 17 presos de Guantánamo


Redacción Madrid. 9 de octubre. La corte federal de apelaciones de Estados Unidos bloqueó ayer de manera temporal la puesta en libertad de 17 chinos musulmanes que se encuentran detenidos en la prisión militar estadounidense de la Base Naval en Bahía de Guantánamo, Cuba.

   La corte de apelaciones aceptó la solicitud de emergencia del Gobierno del presidente George W. Bush para un aplazamiento de la orden dictada por un juez federal de excarcelar a los miembros de la etnia uighur y trasladarlos a Estados Unidos a finales de la semana.

   En un duro revés para el Gobierno del presidente Bush, el juez de distrito Ricardo Urbina dictaminó el martes que no había evidencias de que los detenidos, que han estado en Guantánamo por casi siete años, sean "combatientes enemigos" o representen un riesgo de seguridad. Urbina ordenó que los prisioneros fueran llevados a su tribunal para una audiencia programada para el viernes en la mañana, donde habrían sido liberados y se les habría permitido vivir con familias uighures en el área.

   El Gobierno inmediatamente pidió un aplazamiento de la orden del juez mientras apela el caso ante la corte federal. El equipo de tres jueces indicó que había concedido el aplazamiento para dar a la corte de apelaciones más tiempo para considerar la disputa. La corte ordenó que ambas partes presenten expedientes legales sobre varias fechas hasta el 16 de octubre.

   La corte deberá decidir si el aplazamiento continúa vigente ya que la medida, temporal y administrativa, "no debería ser interpretada de ninguna manera como un fallo sobre los méritos" de la solicitud del Gobierno. Aunque el Ejército de Estados Unidos ya no los considera "combatientes enemigos", los uighurs han permanecido en Guantánamo porque Washington no ha sido capaz de encontrar un país dispuesto a recibirlos.

 

 

Etiquetas:EEUU