Home

Diario YA


 

Después de las bromas, Chávez propone a España "petróleo por alimentos"

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y el Rey, Don Juan Carlos, se han reconciliado en Palma de Mallorca, con un afectuoso apretón de manos, tras la crisis diplomática del ¿'por qué no te callas'? ocurrida el pasado mes de noviembre en la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile.

   Así, Chávez cambió el '¿por qué no te callas? por el "¿por qué no vamos a la playa?", tras ser recibido esta mañana a las 11:25 horas, por el Rey en la residencia de verano de la Familia Real, el Palacio de Marivent, en Palma, un encuentro que se produjo con 55 minutos de retraso.

   El Rey esperó al mandatario venezolano al pie de la escalera de la residencia veraniega de la Familia Real, donde dio instrucciones para que el coche en el que venía Chávez se parase junto a él para que pudiesen saludar a los cerca de 55 medios de comunicación que acudieron al encuentro. Asimismo, se dirigió a los periodistas para decirles "¡Habéis venido pocos hoy!".

   A su llegada, Chávez hizo un amago de no salir del vehículo, bromeando con el Rey, quien tras saludar al presidente venezolano con un fuerte apretón de manos le dijo que se alegraba de verle y le agradeció que haya venido hasta la capital balear para poder mantener una reunión.

   Durante su breve conversación ante la prensa, Chávez le contó al Rey que mientras sobrevolaba la costa de Mallorca le dieron "ganas de ir a la playa". Posteriormente, preguntó a los numerosos periodistas si estaban de vacaciones, a lo que Don Juan Carlos respondió entre risas que "no les doy descanso".

   A continuación, el presidente venezolano miró a los periodistas y espetó al Rey "¿Por qué no nos vamos a la playa?". Además, dirigiéndose al monarca destacó que Baleares "parece el Caribe", por el fuerte calor que asola las islas (cerca de 30 grados) y añadió "sentirse como si estuviera en Cuba, Jamaica o Margarita".

   Tras volverse a saludar con un fuerte apretón de manos, Chávez cogió al Rey por el hombro con afecto y ambos se situaron a la sombra para que los gráficos pudieran sacarles fotos y grabarles. Concretamente, Don Juan Carlos y el líder venezolano permanecieron cuatro minutos frente a la prensa manteniendo una conversación amena y riendo en varias ocasiones. Finalmente, ambos mandatarios subieron las escaleras de la residencia de Marivent, donde en todo momento, Chávez agarraba a Don Juan Carlos por el hombro.

ENTREVISTA CON ZAPATERO

   El presidente venezolano, Hugo Chávez, y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez-Zapatero, celebraron hoy una comida en el Palacio de La Moncloa en la que el protagonista fue de nuevo el petróleo. Durante dos horas, ambos mandatarios mantuvieron una comida "cordial y distendida, de trabajo", según informaron fuentes de La Moncloa. La comida concluyó con las excusas de Chávez, quien se marchó alegando que mañana se casa su hija en Caracas.

   Chávez y Zapatero se centraron en cuestiones del ámbito energético, en las formas de paliar los efectos negativos de la subida del precio del barril de crudo, y abordaron el acuerdo anunciado para la venta de 10.000 barriles de crudo venezolano a España a un precio de unos 100 dólares el barril, unos 30 centavos más barato que el precio de mercado.

   Los mandatarios acordaron constituir un grupo de trabajo conformado por representantes del Ministerio de Industria español y el Ministerio de Energía venezolano para ultimar los detalles del pacto.

   El pago del crudo lo destinará España a un fondo bilateral con sede en nuestro país que financiaría la transferencia de tecnología española, el envío de equipo médico y de técnicos en energías renovables, sobre todo solar y eólica. Venezuela también ha solicitado ayuda alimentaria y equipos y material para la construcción de viviendas.

   Con el tiempo, explicaron estas fuentes, la cifra de 10.000 barriles diarios podría incrementarse en base al desarrollo de las necesidades de ambos países, explicó esta fuente.

Etiquetas:ChávezRey