Home

Diario YA

César Alonso de los Ríos: "Tenemos una democracia enferma".

César Alonso de los Ríos: icono reconocible de la izquierda más racional, más digna, más inteligente también. Sus columnas en ABC son un ejemplo de coherencia personal y de clarividencia política. Después de participar en una tertulia de la COPE, con Cristina López Schlichting, nos dedica una hora de su tiempo para hablar de política y de periodismo, de España, de la sociedad de hoy, de cómo recuperar valores perdidos sin parecer rancio o desfasado. Compartimos un refresco en la cafetería de la Casa de América:

En relación a la aparición en internet de Diario YA, ¿cómo ve el panorama de los medios de comunicación en España?
 
Creo que vuestro diario tiene un hueco. Ha habido una dejación por parte de la Iglesia Católica, desde los tiempos de la Transición, respecto a los temas religiosos. Básicamente, porque confió en un acuerdo tácito que había con la izquierda en este tipo de cuestiones. Es llamativo que en España no hay un periódico como La Croix, que sigue teniendo una venta interesante en Francia. En España no ha quedado nada, y eso, después de 40 años de franquismo, es muy significativo. Además, en TV, el laicismo del PSOE está llevando a muchos periodistas a hacer una serie de programas que es muy difícil encontrar en Europa. Programas anticlericales y antirreligiosos que se están dando en España.
 
¿Le parece el panorama mediático un reflejo de la situación política que se vive actualmente en España?
 
Sí, hay un reflejo muy directo del pensamiento del PSOE, de su estrategia. Desde hace tiempo, el PSOE se ha quedado sin contenidos sociales; no tienen ni revolución ni utopías, ni un proyecto coherente, todo eso se ha ido al garete. Entonces, han buscado contestación a esta pérdida de contenidos. Y la está encontrando en el anticlericalismo y en el laicismo, concretado en la asignatura ésta de la educación cívica. Están buscando un atractivo fuerte para sus bases, e incluso para crear sus bases. Por otra parte, ha habido el abandono de la derecha, de unas obligaciones culturales que debería tener. Ha habido una dimisión progresiva por parte del PP, hemos visto que no se opuso a la propuesta de la Constitución Europea, le da vergüenza defender una cultura cristiana, le da vergüenza defender algo tan obvio como las raíces cristianas de Europa. Es algo tremendo, que es digno de analizar.
 
En mi opinión, el relativismo y el liberalismo son, posiblemente, las dos mayores lacras de la sociedad europea actual. ¿Cómo cree que pueden evolucionar ambos fenómenos en los próximos años, y qué consecuencias puede tener esa evolución?
 
Si a mí me parece interesante este proyecto vuestro es porque lo veo capaz de dar batallas contra el relativismo en todos los campos; yo lo veo muy mal, pero si actuamos coherentemente, va a ser una batalla dura. Estamos en una batalla cultural fuerte. Y que crea complejo a los que podían creer en determinados dogmas. Hay muchos católicos que están acomplejados, y hay una retracción. Si ya la batalla es difícil porque “venimos de vencida”, si encima hay estas posturas de inhibición, entonces no estamos en el mejor de los mundos. Yo creo que hay que dar la batalla, este periódico vuestro está muy bien que dé la batalla, sin miedo ninguno porque aquí se pueden producir muchas sorpresas. Por ejemplo, te vas encontrando con mucha más gente afín de la que tú pensabas. Blair, sin ir más lejos, se ha convertido al cristianismo, y Bush dicen que puede estar en proceso de conversión…La gente que tiene la “llamita” del cristianismo dentro se empieza a preguntar: “Esto es una cosa muy seria, pero ¿por qué yo me callo tanto?, ¿por qué tengo que tragar en las cenas y en las reuniones, tantas cosas de tanto irresponsable…?” Hay que pasar a una actitud distinta. Pensemos que el laicismo supone también una cierta conciencia por parte de quien lo mantiene, una cierta cultura, equivocada o no, pero hay que tenerla. Y yo dudo de que todos los que se dejan llevar por estas posiciones sepan siquiera diferenciar entre laicismo y laicidad.
 
Hablemos de la TV en España…¿en qué medida piensa que la televisión influye a nivel social y político?
 
La televisión es un medio que por su naturaleza tiende a trivializar las cosas. Incluso en la relación entre el medio y el espectador, hay una relación muy laxa. Es decir, la gente no atiende a la televisión igual que lee. La televisión permite que los tópicos funcionen maravillosamente, como está haciendo “la cuarta” y “la Sexta” con el anticlericalismo. Tópicos, además, mal planteados, de forma trivial o banal, e incluso errónea. Y la gente lo acepta. Porque la formación de las gentes es muy escasa. La TV es un medio muy peligroso desde el punto de vista de la expansión de ciertos tópicos.
 

 
Se habla a menudo de la “falta de nivel” de los políticos, pero no sé si quizá habría que decir lo mismo de los periodistas…En un país que ha visto nacer a gente como Larra, González Ruano, Julio Camba, Campmany…Da la impresión de que incluso los periódicos han bajado mucho el listón de la calidad…
 
Han bajado muchísimo. Mi experiencia en colegios mayores o en algún máster,es deprimente. Hace poco le extrañaba a un alumno que yo defendiera el Estado español. Pensaba que la existencia del Estado español venía del franquismo. Tampoco distinguía entre Nación y Estado. No hubo ningún compañero que discrepase de él o que aportase algo. La ignorancia es tremenda, incluso en la ortografía. Los alumnos no saben explicarse, no saben entender un texto. Estamos hablando de los chicos que llegan a las redacciones. 
 
En relación con esto, pero haciéndolo extensivo a buena parte de la juventud, ¿no cree que esa falta de preparación y de inquietud cultural en cierta medida adultera la democracia?
 
La democracia es el menos malo de los sistemas, pero no por ello podemos ocultar lo que tú estás planteando. La incultura, el analfabetismo y la desinformación rebajan la validez que se pueda dar a ciertas tomas de posición. Tenemos que ser muy conscientes de esto al plantear el tema de las elecciones. Estamos en una democracia enferma. Vosotros, ahora que vais a empezar a hacer un periódico, debéis partir de la base de que estáis en un sistema enfermo, cuando no antidemocrático. Y con valores antidemocráticos, que se sustentan simplemente porque son mayoritarios.
 

¿Cómo ve la evolución política en España, tanto del PSOE como del PP?
 
Creo que el bipartidismo ha tocado techo porque las dos fuerzas mayoritarias no están cumpliendo con las expectativas de sus electores. La gente vota con la nariz tapada, hay socialistas que votan con la nariz tapada porque no se atreven a criticar la política antinacional de Zapatero aunque tienen conciencia de ello. Rosa Díez o Ciudadanos de Cataluña indican por dónde pueden ir las cosas. Se ha empezado a resquebrajar el monolitismo socialista. 
En cuanto al PP, ¿qué es ideológicamente? Está dejando un hueco enorme en relación con los valores tradicionales, religiosos y culturales. Creo que el bipartidismo se va a ir a la mierda y que en el PP van a ir las cosas más rápidamente que en el PSOE. Aunque, como digo en el PSOE también hay unas tensiones muy fuertes. 

 

Etiquetas:MediosPolíticaespaña