Home

Diario YA


 

tras lograr el apoyo de la mayoría demócrata

Burris, a un paso de ocupar el escaño de Obama en el Senado

Redacción Madrid. 13 de enero.

   El ex fiscal general de Illinois Roland Burris está a un paso de ocupar el escaño en el Senado que dejó libre el presidente electo, Barack Obama, después de que la mayoría demócrata en la Cámara Alta ofreciera su apoyo a la designación del veterano político de Chicago.

"Salvo que haya objeciones por parte de los senadores republicanos, esperamos que el senador designado Roland Burris jure su cargo y tome formalmente posesión de su escaño a final de semana", afirmó el líder de la mayoría demócrata, Harry Reid.

   Los senadores demócratas habían pedido a Burris que testificara ante la comisión que está iniciando un juicio político contra el gobernador Blagojevich y que llegara la firma del secretario de Estado de Illinois para certificar su designación.

   El centro de la polémica es que Burris es el candidato designado para reemplazar a Obama en el Senado por el gobernador de Illinois, Rod Blagojevich, quien ha sido acusado por las autoridades de un plan para intentar vender el asiento y que va a ser sometido a juicio político por el Congreso estatal.

   El ex fiscal general de Illinois siempre ha negado tener alguna relación con el escándalo de corrupción y tras considerar que legalmente había sido designado senador de Estados Unidos viajó a Washington para ocupar su asiento.

   En un primer momento, tanto el Partido Demócrata como el propio Obama consideraron que Burris no debía tomar posesión del escaño porque el proceso de su designación no había sido transparente, pero finalmente han aceptado que sea el nuevo representante de Illinois en la Cámara Alta.

Etiquetas:EE UUObamaUSA