Home

Diario YA


 

hussein para hablar en el cairo, obama para mantener tropas en irak y afganistán

Barack Obama, o cómo quedar bien con todos

Redacción Madrid. 4 de junio. En un discurso en la Universidad de El Cairo, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tendió la mano a los musulmanes a quienes pidió un "nuevo comienzo" para reconstruir de base las relaciones de Estados Unidos y el mundo islámico. "El círculo vicioso de sospechas y discordia debe acabar", afirmó. "Nuestros problemas deben ser afrontados en forma conjunta. El progreso debe ser compartido", dijo.
 
En su alocución, Obama se refirió a grandes fuentes de tensión, entre ellos la violencia extremista y las guerras en Irak y Afganistán, el conflicto en Oriente Próximo, el poderío nuclear, la democracia, la libertad religiosa, el papel de la mujer y la globalización.
 
Recalcó que "EEUU. no está en guerra con el Islam" y dijo que los musulmanes "no son parte del problema" en la lucha contra la violencia extremista, sino por el contrario, parte de la solución.
 
"No se confundan: no queremos que nuestras tropas permanezcan en Afganistán", afirmó. Ante el aplauso de los presentes, aseguró que aunque la guerra de Irak fue una "guerra elegida", su país no pretende establecer allí bases, ni quedarse con territorios o recursos.
 
Con respecto al conflicto de Oriente Próximo, dijo que las reclamaciones legítimas de israelíes y palestinos sólo pueden hacerse realidad con la coexistencia de dos estados y reafirmó la postura de Washington de que los palestinos deben abandonar la violencia y organizarse, al tiempo que Israel debe abandonar la construcción de nuevos asentamientos y colaborar para llevar prosperidad y desarrollo a los habitantes de Gaza y Cisjordania.
 
"Coincidimos en este mundo durante un período muy breve. El asunto es si gastamos ese tiempo focalizados en lo que nos separa, o si nos compremetemos a esforzarnos por encontrar las bases que compartimos, si nos centramos en el futuro que queremos para nuestros hijos y en el respeto a todos los seres humanos", dijo Obama.
 
Admitió que existe escepticismo y que muchos piensan que las civilizaciones están destinadas a chocar. Pero desafió esa postura e invitó a los musulmanes a trabajar juntos por la paz, con el convencimiento que esa es "la visión de Dios".
 
TAREA CONJUNTA
 
Obama reconoció que existen fuertes tensiones entre su país y los musulmanes, tensiones que -dijo- tienen raíces históricas profundas y van más allá de las políticas actuales. En estos puntos Occidente y el mundo islámico deben trabajar juntos, dijo, derribando estereotipos. "Los ataques del 11 de septiembre del 2001 representaron un trauma enorme para mi país, pero en algunos casos nos llevó a actuar contra nuestros ideales. He prohibido en forma inequívoca el uso de la tortura y he ordenado que se cierre la base de Guantánamo a principios del año próximo".
 
Aunque aclaró que el vínculo de EE.UU. con Israel es "irrompible" y afirmó que amenazar con su destrucción sólo pone obstáculos a la paz en la región, Obama también dijo que la situación del pueblo palestino es "intolerable".
 
"Si miramos este conflicto sólo desde un lado, quedaremos ciegos a la verdad: la única solución a las aspiraciones de ambas partes se hará realidad a través de dos estados", dijo.
 
También indicó que su país está dispuesto a avanzar en el diálogo sin "precondiciones" con Teherán, pero con el objetivo de que ningún país en el mundo tenga armas nucleares aunque sí reconoció el derecho de Irán y otros países al poderío nuclear con fines pacíficos, de acuerdo al Tratado de No Proliferación nuclear.
 
LIMPIAR LA IMAGEN DE EEUU
 
Al comienzo de su discurso saludó a los musulmanes con la fórmula religiosa "salam aleikum", e hizo un profundo reconocimiento al aporte cultural del Islam a lo largo de la historia. También hizo hincapié en el hecho de que Estados Unidos y el mundo islámico mantuvieron relaciones durante mucho tiempo en buenos términos.
 
"Mientras nuestras relaciones se definan por nuestras diferencias, estaremos dándoles poder a quienes siembran el odio y no la paz", afirmó, e insistió en la necesidad de un "nuevo comienzo" basado en el "interés y el respeto mutuo, y en la verdad de que Estados Unidos y el Islam no se excluyen, y no deberían competir".
 
Aunque evitó hacer propuestas concretas, se centró en cambio en "limpiar" la imagen de su país entre los jóvenes musulmanes, pero reconoció que esto no sucederá "de la noche a la mañana".
 
El mandatario estadounidense llegó a Egipto desde Arabia Saudita, donde el miércoles se reunió con el rey Abdullah.
 
Proseguirá luego su gira por Europa. Funcionarios de la Casa Blanca han admitido que el discurso por si solo, quizás no curará las heridas, pero confían en que sea el puntapié inicial de un "nuevo tipo de diálogo con el mundo islámico".
 
Aparte de un paso fugaz por Irak en abril, esta es la primera vez que Obama visita la región desde que asumió como presidente. Su itinerario no incluye Israel, pero poco antes de partir hacia Arabia Saudita, el mandatario se reunió con el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, en Washington. Se informó que Obama aprovechó el encuentro para reforzar la postura de EEUU con respecto a la construcción de nuevos asentamientos en territorios cisjordanos.
 
LOS GUIÑOS DE OBAMA
 
El discurso del presidente de EEUU, Barack Obama, estuvo plagado de guiños para satisfacer a todos los públicos estos son algunos de ellos.
 
- A LOS MUSULMANES: Obama saludo a su público en árabe con el tradicional 'Salam Aleikum', 'que la paz sea con vosotros'; mencionó varias citas del libro sagrado de los musulmanes, el Corán que siempre fueron seguidas de aplausos y cuando ser refirió al profeta Mahoma utilizó a continuación la fórmula obligada de todo musulmán cuando pronuncia su nombre, "que la paz sea con él".
 
- A LOS ISREALIES: Recordó el horror del Holocausto, su especial relación histórica y sus vínculos "inquebrantables" y lo equivocado de amenazar con la destrucción de Israel, un error que evitará que la paz llegue a la región.
 
- A LOS ESTADOUNIDENSES: Recordó el 11-S y el drama que supuso, dijo que su principal labor era proteger a sus conciudadanos, aunque lo haría con el estado de derecho en la mano, e instó al mundo a olvidar el estereotipo que habla de los estadounidenses como un "imperio solo interesado en sí mismo".
 
Además recordó que la mejor muestra de que el 'sueño americano' puede hacerse realidad también para los musulmanes de EEUU es que un afroamericano llamado Barack Hussein Obama llegue a la Casa Blanca.
 
- A LAS MUJERES (sobre todo musulmanas): Subrayó que los países en los que los derechos de las mujeres son respetados son más prósperos, indicó que la lucha por ellos no solo es cosa de los países musulmanes sino de todo el mundo y defendió la libertad absoluta de las mujeres tanto para poderse poner un pañuelo en la cabeza, como para estudiar o para llevar una vida tradicional.
 
- A LAS RELIGIONES: Tras un discurso dirigido al mundo islámico optó por concluirlo con tres citas del Corán, el Talmud y la Biblia, los libros sagrados de las tres principales religiones monoteistas, sobre las necesidades de promover la paz.
 
- REFERENCIAS ESPAÑOLAS: Al referirse a la "orgullosa tradición de tolerancia" del Islam, Obama hizo una mención a la historia de "Andalucía y Córdoba durante la Inquisición".
 
También alabó la "Alianza de Civilizaciones" aunque atribuyó su liderazgo de forma exclusiva a Turquía.
 
REACCIONES DISPARES AL DISCURSO DE OBAMA
 
El discurso que pronunció este jueves en Egipto el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en el que intentó relanzar las relaciones entre Washington y las naciones musulmanas, ha generado reacciones dispares en el mundo musulmán y árabe, elogios en Occidente y frialdad en Israel.
 
- AUTORIDAD NACIONAL PALESTINA: Su presidente, Mahmoud Abbas, lo elogió. "Son palabras claras y francas. Es un paso político innovador y un buen comienzo sobre el que uno debe construir".El discurso rompió con "la política parcial precedente" de Estados Unidos. "Los comentarios sobre la intolerable situación de nuestro pueblo es un mensaje que Israel debe entender bien"."EEUU no acepta la legitimidad de la expansión de los asentamientos judíos, que violan acuerdos previos y menoscaban los esfuerzos por alcanzar la paz".
 
- HAMAS: Ayman Taha, portavoz del grupo radical palestino Hamas -que domina en la Franja de Gaza-, dijo que "hablar de continuar la guerra contra el extremismo y trabajar para lograr el establecimiento de un Estado palestino no difiere mucho de las políticas de George W. Bush".
 
- ISRAEL: El gobierno israelí expresó su "esperanza de que el importante discurso del presidente Obama conduzca efectivamente a una nueva era de reconciliación entre Israel y el mundo árabe y musulmán"."Israel está comprometido con la paz y hará todos los esfuerzos necesarios para ampliar el círculo de la paz, protegiendo a la vez sus intereses, en especial su seguridad nacional".
 
Los colonos judios, en declaraciones al diario Haaretz, dijeron que "hoy el estado de Israel está pagando el precio de la derrota de sus líderes". "Hussein Obama ha dado prioridad a las mentiras árabes"
 
- LIGA ARABE: Su presidente, Amr Moussa, consideró el discurso "equilibrado y ofreció una nueva visión sobre cómo encarar las relaciones con los Estados islámicos". "(Washington) va a tratar los asuntos regionales con un mayor balance. Esto incluye la cuestión palestina, el fin de los asentamientos judíos y los derechos de los palestinos, que deben ser respetados", añadió.
 
- IRAK: A través de su portavoz, el gobierno iraquí calificó de "histórico" el discurso de Obama, que -según dijo- "refleja la dirección positiva de la nueva administración estadounidense". "Irak se siente cómodo con la claridad del presidente respecto de los compromisos con nuestro país y el cronograma estipulado para retirar las tropas. Creo, además, que hay un apoyo claro al Estado palestino. Los árabes esperamos que Estados Unidos presione a Israel para que detenga sus violaciones en la Franja de Gaza y Cisjordania".
 
- AL-QAEDA: En un mensaje difundido este jueves por un sitio de Internet islámico, el líder de la red al-Qaeda, Osama Bin Laden, advirtió a los musulmanes que aliarse con cristianos y judíos podría anular su fe y los instó a luchar contra los "infieles" en los países islámicos. "O vivimos bajo la luz del Islam o morimos con dignidad (...) Prepárense para una larga guerra contra los infieles del mundo y sus agentes", arengó Bin Laden. Otras partes de la grabación de 25 minutos ya habían sido difundidas por la cadena de televisión árabe Al-Jazeera el miércoles, en coincidencia con el inicio de la gira del presidente estadounidense por Medio Oriente.
 
- HEZBOLA: El grupo islámico libanés reaccionó negativamente al discurso. Uno de sus representantes, el abogado Hassan Fadlallah, afirmó: "El mundo islámico no necesita sermones morales o políticos. Necesita un cambio fundamental en la diplomacia estadounidense, que debe empezar por detener la agresión israelí en la región, especialmente contra los libaneses y los palestinos". Y continuó: "Estados Unidos debe retirarse de Irak y Afganistán, y dejar de interferir en los asuntos internos de los países islámicos".
 
- IRAN: El líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, criticó de duramente a Washington horas antes de la alocución de Obama en El Cairo. "Las naciones de la región odian a Estados Unidos desde lo más profundo de sus corazones porque han visto violencia, intervención militar y discriminación", dijo Jamenei.
 
Al cumplirse el vigésimo aniversario de la muerte del líder de la revolución islámica en Irán, el ayatolá Ruhollah Jomeini, y a pocos días de las elecciones presidenciales en el país, Jamenei insistió: "El nuevo gobierno estadounidense intenta transformar su imagen. Pero yo digo con firmeza que no lo conseguirá con palabras, discursos o eslóganes".
 
- UE: El alto representante de la UE, Javier Solana, alificó el discurso de "brillante", dijo que abrirá "una nueva página" en las relaciones entre Washington y el mundo musulmán y fue "claro y convincente.
 

- REPUBLICANOS EEUU: El congresista republicano Dan Burton aseguró que fue demasiado duro con Israel y no lo suficientemente duro con Irán. 

Etiquetas:EEUUObama