Home

Diario YA


 

Por último, y puesto que Juan Pablo II no puede responder a Xavier Novell, sólo decirle...

Ante las palabras del obispo de Solsona sobre el derecho a la autodeterminación

Daniel Ponce Alegre. El pasado día 4 de septiembre, la prensa nacional y parte de la local de la zona de Levante, de la que soy Delegado de la Revista Diplomacia S.XXI, se hacía eco de las declaraciones del Obispo de la Diócesis de Solsona, Lérida, Xavier Novell en las que se manifestaba a favor del " derecho a la autodeterminación del pueblo de Cataluña por ser un derecho fundamental de los pueblos".
Analicemos a continuación estas declaraciones y el contexto en el que se han producido.

El citado obispo las realiza, no en un medio cualquiera, sino en su Carta Pastoral para el domingo 7 de septiembre, con lo que intencionadamente Xavier Novell adelanta en varios días la publicación de su carta, algo totalmente fuera de lo recomendado no sólo en los Gabinetes de Prensa de las Diócesis sino en la propia Acción Pastoral pues como se indica la Carta es para el Domingo y hace las funciones de Homilía del Domingo, por lo que el adelanto de la Carta sólo puede obedecer a un claro interés propagandístico- político en una homilía a lo fieles, oponiéndose al fin para el que realmente se dirige la Carta que es para el fortalecimiento de la fe, de la esperanza y de la caridad cristianas en este mundo hasta la Vuelta del Señor Jesús como Rey del único Reino al que estamos consagrados todos incluido el obispo y "ante dicho Rey toda rodilla en el Cielo y sobre la Tierra ha de doblarse", ¿Cree esto Xavier Novell?.

Por otro lado, la prensa de estos días ha analizado las declaraciones del obispo bajo el prisma de la " Diada " y de la consulta soberanista, quedando un " Peón " por colocar en el plan de los nacionalistas, y es el del Arzobispo de Barcelona del que sólo queda que el Papa acepte su jubilación y que la CEE tenga el valor de poner al apropiado. Sin duda que Xavier Novell con sus declaraciones quiere hacer puntos a los ojos de Mas y del resto de nacionalistas para ser ese "peón " aceptado por el Gobierno de Cataluña, de la misma forma que ya lo es desde hace años el Abad de Monserrat y que muy agradecido apoya también la independencia, la creación de una iglesia catalana, etc. La gran cuestión ahora es si la CEE y la Santa Sede frenaran las intenciones de los nacionalistas y de este obispo, que ya apuntaba maneras cuando lo conocí siendo yo miembro de la Curia Diocesana de la Diócesis de Valencia cuando se celebraba un Congreso Nacional de Pastoral Juvenil de cuya Comisión Episcopal él es Presidente, y que por supuesto entre sus preocupaciones estaban la lengua catalana en Valencia, el uso del misal en catalán en las iglesias de la Diócesis y el fortalecimiento de los lazos con las otras diócesis de la Provincia Eclesiástica Valentina y Catalana, por supuesto en las jóvenes generaciones en especial, todo ello con vistas a una futura Iglesia en Cataluña, con su propia CE Catalana, etc.

Por último, y puesto que Juan Pablo II no puede responder a Xavier Novell, sólo decirle que en la ocasión que el citado Papa hace referencia al derecho de los pueblos concluye diciendo que " el nacionalismo es el paganismo del S. XX", ¿cree esto Xavier Novell, y recuerda las palabras de San Juan en el Apocalipsis cuando la Visión le muestra que los Elegidos para el Reino son los que tienen las ropas blancas por no haberse manchado con los ídolos de este Mundo que aún está bajo espíritus malignos?.

A esto se refería JPII señor obispo de la Iglesia Católica que hoy está en Solsona y mañana Dios dirá...

Etiquetas:cataluñaDaniel Poncenacionalismo