Home

Diario YA


 

la investigación se centra en una explosión como posible causa del siniestro

Al menos 2 muertos y 25 heridos al descarrilar un tren en Portugal

Redacción Madrid. 22 de agosto.

Al menos dos personas han muerto y otras 25 han resultado heridas tras descarrilar hoy un vagón del Metro --equivalente al cercanías español-- en la localidad portuguesa de Mirandela, en Tras os Montes (norte), con 47 pasajeros a bordo, según los últimos datos oficiales de las autoridades lusas.

   A las 12:00 horas, hora española, un tren del Metro de Mirandela que circulaba por la línea de Tua, a un kilómetro de la estación de Bruheda, descarriló, al parecer debido a una explosión, aunque las causas están siendo investigadas.

   Como consecuencia fallecieron dos personas y otras 25 resultaron heridas, diez de ellas de gravedad, que han sido ingresadas en el hospital de Mirandela y en los centros de salud próximos, según informó Protección Civil. Al lugar de los hechos se han trasladado cuatro helicópteros, 88 bomberos y 35 vehículos, además de numeroso personal sanitario.

   Aunque inicialmente el número de fallecidos era sólo uno, una mujer de 47 años que quedó atrapada debajo del vagón que volcó, en el traslado al hospital uno de los heridos, un niño, murió en la ambulancia, según explicó el gobernador Civil de Bragança, Jorge Gomes. Además, este responsable avanzó que todavía hay en el mismo hospital otra persona en estado "muy grave. Sin embargo, la mayoría de los heridos ya ha recibido el alta.

   El gobernador civil explicó que después del descarrilamiento varios pasajeros del tren salieron por su propio pie y siguieron andando por la línea hasta la estación más próxima, la de Bruheda, que estaba a 1 kilómetro para pedir ayuda.

   El alcalde de Mirandela y responsable del Metro, José Silvano, indicó que el maquinista "dijo haber sentido una explosión en los ejes del vagón un momento antes del descarrilamiento, pero no consiguió saber si ésta se produjo en la línea o en el tren".

   Silvano matizó que el metro estaba realizando una carrera normal y no era un servicio turístico, aunque admitió que la mayor parte de sus 47 ocupantes podrían ser turistas.

   El tren del Metro exterior que une Mirandela con localidades próximas, se desplazó tres o cuatro metros más abajo de la vía, saltado a la otra orilla del río Tua, que fluye más abajo.

   En estos momentos, las autoridades intentan despejar la zona para restablecer la circulación en la vía y después de atender a todos los heridos se abrirá una investigación para averiguar las causas del accidente. Este es el cuarto descarrilamiento en esta línea en menos de año y medio, aunque es la primera vez que hay víctimas mortales.

Etiquetas:portugal