Home

Diario YA


 

José Turpín, embajador de España en Afganistán

“La definición que ellos dan del enemigo es una definición muy amplia"

Redacción Madrid. 10 de noviembre. El embajador de España en Afganistán, José Turpín, aseguró hoy que los soldados españoles "son grandes profesionales" y "asumen perfectamente" el riesgo de su misión en este país. Asimismo, afirmó que "en un par de horas" podría partir hacia España el Hércules de la fuerza aérea con los cadáveres de los dos militares de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (BRILAT) fallecidos ayer en un ataque suicida perpetrado por la insurgencia talibán en la provincia de Herat (sur).

   "Son grandes profesionales", afirmó el embajador, en declaraciones a Radio Nacional de España. "Son personas que están cumpliendo una misión noble y asumen perfectamente el riesgo y, como es natural, sufren cuando ocurren hechos como éste, pero lo aceptan muy profesionalmente y muy gallardamente", añadió.

   Asimismo, Turpín explicó que la ministra de Defensa, Carme Chacón, ha visitado "el hospital general español de la base avanzada de Herat para visitar a los heridos" y que el Hércules en el que regresará toda la comitiva con los cadáveres del brigada Juan Andrés Suárez García (41 años, natural de Mieres, Asturias) y del cabo Rubén Alonso Ríos (30 años, natural de Vigo, Pontevedra), podría partir "aproximadamente en un par de horas".

   Según el embajador, "estos ataques tienen lugar indiscriminadamente contra lo que los insurgentes han declarado objetivos de guerra". "Estos ataques se producen incluso contra lo que nosotros llamaríamos civiles, por ejemplo, maestros de escuela en el sur, militares de todo tipo, funcionarios afganos, es decir, la definición que ellos dan del enemigo es una definición muy amplia", declaró.

   José Turpín admitió que en estos momentos "es innegable que estamos quizá en el momento álgido de la insurgencia". "Sin embargo, yo creo que es un momento también donde la curva pudiera empezar a remontar gracias en buena parte a las medidas de cambio que se han hecho en el gabinete", explicó, en referencia al reciente nombramiento de un nuevo ministro del Interior que, a su juicio, "es el hombre ideal para la situación".

   El ataque suicida, en el que murieron dos militares españoles y otros cuatro resultaron heridos, fue perpetrado al paso del convoy de la OTAN por el distrito de Shindand, uno de los más peligrosos de Herat. España mantiene en Afganistán un contingente de 778 efectivos. Con los de ayer ya son 88 los militares españoles fallecidos en este país.

  

Etiquetas:Afganistanatentado terrorista