Home

Diario YA

¿JOSÉ ZORRILLA VS DON JUAN TENORIO?

Fidel García Martínez La posteridad y el público de todas clases sociales desde la más culta a la menos cultivada siempre ha celebrado -hasta la llegada de Halloween con su vulgaridad calavérica y calabazil que todo lo prostituye y demoniza- los ovillejos del Tenorio como: //¿No es cierto ángel de amor, que en esta apartada orilla/ más pura la luna brilla/ y se respira mejor?//, y se han repetido durante generaciones por jóvenes, ancianos y enamorados: Su autor abominó de su Don Juan con crudo e injusta descalificación , llegando a afirmar:

Yo creo en conciencia que mi Don Juan es el mayor disparate que se ha escrito; que no tiene sentido común ni literario, ni moral ni religiosamente considerado; que está en él todos los elementos de mi gran drama: habiendo yo echado a perder los caracteres de don Juan y Doña Inés a quien maté en la primera parte, porque siendo al escribirlo un chico tan atrevido como ignorante ni pensé el plan, ni supe lo que hice y no quiere con los que me aplauden ni ahora ni en la posteridad, si llega a ella mi fama crean que yo duermo muy tranquilo sobre los laureles de la obra, que tengo por la peor de todas las que se han escrito en mi época, por más que esté escrita en la frescura de la juventud y vestida con una gala de verificación versificadora”

Admitida esta autoflagelación senil del gran autor de Traidor Inconfeso y Mártir no se puede negar y es justo admitirlo que el Don Juan Tenorio ha ejercido una influencia sobre la literatura y teatro españoles. Hoy aún se le representa haciendo de él un pelele postmoderno e idiotizado que nada tiene que ver con que propuso Don José Zorrilla.