Home

Diario YA

¿Debería usar una VPN en casa?

Si estás pensando en instalar una VPN en España (https://nordvpn.com/es/servers/spain/) y no sabes si te conviene utilizarla también en casa, la respuesta es sencilla: sí, definitivamente te conviene. Acompáñanos por este breve recorrido para repasar las funciones de una VPN y las ventajas que proporciona cuando la utilizamos para conectar todos los dispositivos que tenemos en casa.

Protección integral
Una de las razones principales para tener una VPN instalada en casa es la necesidad de contar con una protección integral para todos tus dispositivos. Con una vida laboral cada vez más entrelazada con el ámbito personal y viceversa, está siendo más y más habitual que usemos nuestro teléfono móvil, nuestra tablet o nuestro portátil tanto en el trabajo como en casa. De esta forma, tener una VPN solamente en el trabajo protegerá nuestros dispositivos únicamente la mitad del tiempo, con lo que una fisura en la seguridad del router de nuestro hogar podría costarnos graves consecuencias en forma de pérdida de datos críticos de nuestra empresa.

Datos personales
En segunda instancia, ¿realmente crees que tus datos personales no merecen ser protegidos? ¿Tus tarjetas de crédito, tus cuentas bancarias, no son informaciones que es necesario guardar a buen recaudo por el bien de tu economía? Por supuesto que lo son. Una VPN en casa mantendrá tu conexión 100% encriptada en todo momento y hará que los números de tus cuentas y de tus tarjetas estén siempre protegidos frente a posibles cyberamenazas. Resulta esencial que puedas comprar por internet con plena seguridad en cualquier circunstancia, pero especialmente desde la comodidad de tu salón de casa.

Smart Home
Está llegando a nosotros la era del internet de las cosas y cada vez contamos en casa con más dispositivos conectados a internet las 24 horas. En algunas ocasiones los utilizamos de forma activa, por ejemplo si estamos sentados frente al ordenador o pasando el rato ante la pantalla del móvil, pero en otras simplemente estarán conectados de manera latente esperando nuestras instrucciones, como ocurre con un Homepod o un Google Home. Poco a poco estamos llenando nuestros hogares con micrófonos y cámaras que pueden ser utilizados en nuestra contra si son intervenidos de manera malintencionada por un tercero, con lo que la encriptación de una VPN pasa a ser una medida de seguridad esencial para proteger no solo tus datos personales, sino a tu propia familia.

Conveniencia en las compras
Pero no todo consiste en la seguridad. Utilizar una VPN en casa te permitirá conectarte a internet a través de servidores localizados en diferentes partes del mundo y consultar precios desde distintos lugares y divisas. De esta manera podrás comprar tus pasajes de avión o tus reservas de hotel siempre con los precios más económicos y conseguir un ahorro promedio que puede oscilar entre los 1000 y 3000 euros anuales. Además, esta flexibilidad a la hora de elegir tu IP también te permitirá acceder a webs vetadas en determinadas áreas o a contenidos no disponibles en tu región, especialmente en materia de ocio y streaming audiovisual. Así que ya sabes: una VPN puede ayudarte a disfrutar mejor de tu tiempo libre, por menos precio.

VPN Passthrough
En el apartado técnico, a algunas personas les preocupa que el sistema NAT de sus routers pueda resultar incompatible con los parámetros de una VPN. Vamos a desglosar esto un poco más. La NAT (Network Address Translation) es una herramienta que permite a los routers asignar una misma IP a todos los dispositivos que se conectan a internet a través de ellos. En el caso de algunos routers, especialmente si son algo antiguos, esta configuración puede interferir con la encriptación de una VPN, porque el propio router será incapaz de leer los datos de entrada y salida de los diferentes dispositivos a causa de esta encriptación, y en consecuencia no podrá trabajar correctamente desde los parámetros de su NAT.
Para prevenir esto, la mayoría de los routers más recientes traen incorporado lo que llamamos una VPN Passthrough, es decir, una herramienta específica diseñada para permitir la compatibilidad de una VPN con la configuración NAT. Esto solo lo necesitarás si quieres utilizar una VPN que utilice los protocolos IPsec o PPTP, pero la mayoría de las VPN actuales utilizan protocolos más rápidos y seguros como OpenVPN o IKEv2/IPsec. Tanto OpenVPN como IKEv2/IPsec pasan sin problemas a través de cualquier NAT, así que lo único que necesitarás es contratar una VPN que utilice estos nuevos protocolos para poder instalarla con toda tranquilidad en la red de tu casa.