Home

Diario YA


 

La buena política consiste en el arte de prevenir, máxima que en nuestro caso no se ha cumplido ni de lejos

La deriva catalana, con o sin referéndum, continuará

José-Tomás Cruz Varela Sin la menor duda, los españoles, estamos soportando por uno de nuestros peores momentos. Concretamente nos encontramos ante una especie de golpe de Estado, y no precisamente sobrevenido sino anunciado y con escaso tiempo para frenarlo. Se trata, como todos sabemos, del atropello secesionista propiciado por un amplio sector de la clase política catalana, empecinados en la celebración de un ilegal referéndum que culmine con la ruptura de España y la creación de la República Independiente de Cataluña, a lo que obviamente se opone el Gobierno.

(De mi puño y tekla)

C'S desvela las vergüenzas del PP

José-Tomás Cruz Varela. Al margen de credibilidad que se le pueda otorgar a este tipo de negociaciones entre partidos políticos, en esta ocasión todo parece indicar que la pretensión inicial de Ciudadanos era o es el airear las vergüenzas del PP en todo lo relacionado con sus presuntos dirigentes corruptos, y el tratamiento que deban recibir los investigados por este tipo de delitos. dada la repercusión que produce en la opinión pública la lacra de la corrupción, de ahí que los populares comenzaran exigiendo la eliminación del nombre de Bárcenas, apellido que a todos nos recuerda el ridículo cosechado por la Secretaria General , Cospedal García, con su famoso “finiquito en diferido” y todas las corruptelas, sobresueldos (sobres), donaciones de empresarios, etc. referidos a Don Luis y restantes cuadros y directivos del partido posiblemente afectados.

(De mi puño y tekla)

Galería de personajes desagradables: Miembro de honor, Ada Colau

José-Tomás Cruz Varela. Días atrás, Ada Colau, en su visita al recinto del Salón de la Enseñanza (Barcelona), se permitió la licencia, sin el más mínimo recato y con la delicadeza que le caracteriza, espetarle a dos oficiales del Ejército “que no eran bienvenidos por su condición de militares”. En instantes, el incidente se difundió a través de las redes sociales, generándose durísimas y merecidas críticas hacia la alcaldesa, preguntándose a su vez ¿quien es esta señora para comportarse tan groseramente?

(De mi puño y tekla)

¿Y ahora qué Don Mariano?

José-Tomás Cruz Varela. Pero que cursis y recortados resultan algunos políticos catalanes utilizando el término “desconexión” para declarar unilateralmente iniciado el proceso de independencia con la pretensión de quebrar la unidad de España. Imaginemos por un momento que la CUP modificase su criterio y optara por apoyar la investidura de Arturo Mas.

(De mi puño y tekla)

Independentismo catalán y parcialidad tertuliana

José-Tomás Cruz Varela. Totalmente inoportuno y desafortunado el reciente encuentro  celebrado entre el Jefe del Estado y el Presidente de la Generalidad, Arturo Mas, quien días atrás se permitió la licencia de informa sobre el próximo proceso electoral independentista de Cataluña, y para mayor descaro, coincidiendo con la fecha de la audiencia, el consejero de Presidencia, Francisco Homs, se permitía cuestionar la legalidad de las instituciones españolas, que entre otras razones representa el propio Rey de España, Felipe VI. Afirmando que “Cataluña nunca será libre con una ley española”, dado que su independencia provienen de la legitimación democrática de las urnas. Mayor despropósito, imposible.

(De mi puño y tekla)

Las tribulaciones de un presidente en funciones

José-Tomás Cruz Varela. Últimamente, asomarse a los telediarios o leer los titulares de los periódicos de mayor difusión, genera una insufrible sensación entre asco y repudio, propiciado por el estado de corrupción en que se encuentra la actualidad política española. Pasamos 40 años sin saber lo que era votar y ahora, en uno solo, posiblemente acudiremos a las urnas en tres ocasiones o más, hasta que el partido triunfador, bien por mayoría absoluta o en coalición, una vez logrado el poder, se entretenga imponiendo su santa voluntad.

(De mi puño y tekla)

Partidos y políticos, de mal en peor

José-Tomás Cruz Varela. Los españoles, cuan almas perdidas, seguimos extraviados. Irremediablemente, la política en nuestro país se ha convertido en un mal serial de TV, pero con el agravante de que los actores son siempre los mismos y el argumento no varía. Si la trama es soporífera, mucho nos tememos que el desenlace resulte infinitamente peor y la solución desemboque en volver a empezar tras haber desperdiciado miserablemente tres meses largos y lo que venga…

(De mi puño y tekla)

La siniestra situación española

José-Tomás Cruz Varela. Llamarle circo a lo sucedido el pasado día 13 en el Parlamento español, es una ofensa para los que tan dignamente trabajan en este espectáculo para niños y adultos, nada que ver con el chabacano show representado por los resentidos diputados podemitas . En principio, nunca debió ser portada en ningún periódico. Con su actitud, vestimenta, gestos y palabras, no hicieron más que reflejar lo que son. Confundir democracia y respeto con la bufonada del miércoles es un sacrilegio. Una vez más se demuestra “quot natura non dat, Salmantica non praestat (lo que la naturaleza no da, Salamanca no presta).

(De mi puño y tekla)

El cuento de las cuentas de la Seguridad Social

José-Tomás Cruz Varela. En las cuentas de la Seguridad Social hay algo que no cuadra y que el ministro afectado, ministra en este caso, con lenguaje claro y conciso debe explicar cuanto antes a los españoles. Escuchamos al presidente del Gobierno, ministros y altos cargos del partido, un día si y el otro también, en todas sus intervenciones públicas, como se les llena la boca recordándonos la milagrosa recuperación de nuestra economía y la consiguiente creación de puestos de trabajo, siendo la admiración de nuestros socios europeos y citados por todos los organismos internacionales como ejemplo de eficacia por nuestras reformas.

(De mi puño y tekla)

50 Sombras de Grey y el cinismo

José-Tomás Cruz Varela. La trilogía de “50 sombras de Grey” (71 millones de libros vendidos), ha sido leída por muchas más mujeres que hombres, ocurriendo algo similar con la pobre versión cinematográfica, que a pesar de las durísimas críticas recibidas ha sido visionada en nuestro país en dos semanas por 2.056.968 espectadores, con una recaudación de 13.345.080 de euros.